Técnicas de respiración o Pranayamas

No hay tantra si no manejas la respiración a tu antojo. Es así de claro.

Y más contundente aún. Si no manejas tu respiración no manejas tu vida.

Dado que no manejas tu respiración, sino que respiras lo mínimo y de forma inconsciente para sobrevivir (menos mal que el inconsciente siempre está ahí para salvarnos la vida, por que si de nosotros/as dependiera respirar para sobrevivir vete tu a saber lo que nos habría pasado ya), la pregunta interesante sería entonces ¿quién dirije tu vida?

Pues amiga/o mía, siento ser yo quien te lo diga, vas a la deriva, en piloto automático… con suerte, haciendo lo que el mundo y tu entorno espera de ti, sin cuestionártelo y con menos suerte, haciendo lo que se espera de ti pero con el dolor de la lucidez de que eso no es lo que te llena de que no estás siendo tu.

¿Tanto poder tiene aprender el manejo de la respiración?

CONTUNDENTEMENTE SI

Tu estado de animo, tus emociones, tu vitalidad, tu alegría de vivir, tu fuerza, tu flexibilizad, tu potencia, tu paz interior, tu capacidad para sentir, tu sexualidad, tu plenitud, tu felicidad…. todo esto lo mueves o no, hacia un lado o hacia otro aprendiendo a manejar tu respiración.

Por eso me parecía tan extraño en estos días, que después de más de 5 años de blog y de compartir grandes contenidos contigo, aún no hubiese abordado este tema.

Porque repito NO HAY TANTRA SI NO MANEJAS TU RESPIRACIÓN.

Y aquí si que no tengo ningún miedo a que me lea algún gurú del tantra… no hay miedo porque no hay ninguno que me vaya a rebatir esta idea: 

NO HAY TANTRA SI NO MANEJAS LA RESPIRACION

Comencemos pues con estas técnicas de pranayama definiendo esta misma palabra para empezar.

PRANAYAMA

El término sánscrito prāṇāyāma o pranaiama designa los ejercicios respiratorios del yoga que conducen a la concentración y control del praná o más correctamente transcripto: prāṇa (energía contenida en la respiración dentro del organismo).

Dicho de otro modo, son ejercicios de respiración que movilizan nuestra energía vital.

Beneficios de la respiración completa:

– Perfecciona considerablemente todo el aparato respiratorio y previene contra desórdenes del mismo.

– Energiza y revitaliza

– Seda el sistema nervioso central y equilibra las emociones

– Desarrolla la capacidad de atención y concentración

–  Regula la acción cardíaca

– Mejora la función cerebral

Y por último, recordarte que esto de la respiración completa se hace más fácil conforme lo vas practicando. Al principio cuesta mucho pero con la práctica vas volviéndote más ágil y permeable por tu propia respiración.

¡No te rindas y continúa! Verás como compensa al final.

Deja un comentario